• portada-yerba-buena-2
  • portadas-cajas-filial-1
  • portada-rcp-1
  • portada-filial-2
  • portada-fachada-yb-1
Inicio » Noticias | Actualidad » Actividad Física en Mayores de 65 años

Actividad Física en Mayores de 65 años

Como es bien sabido, realizar actividad física previene enfermedades y mejora la calidad de vida de las personas, motivo por el cual desde el Instituto de Previsión y Seguridad Social de Tucumán destacamos la importancia de mantenerse activo a cualquier edad.

Actividad Física en Mayores de 65 años

Siguiendo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se debe diferencian tres grupos etarios para la realización de actividad física; de 5 a17 años, de 18 a 64 años y mayores de 65 años.

En esta entrega nos ocuparemos de las recomendaciones para los integrantes del tercer grupo, es decir para los mayores de 65 años.

En el caso de los Adultos mayores de este grupo, la actividad física consiste en actividades recreativas o de ocio, incluyendo desplazamientos en paseos de a pie o en bicicleta, actividades ocupacionales relacionadas a la actividad laboral, tareas domésticas, juegos, deportes o ejercicios programados en el contexto de las actividades diarias, familiares y comunitarias.

Con el fin de mejorar las funciones cardiorrespiratorias y musculares y la salud ósea y funcional, y de reducir el riesgo de ENT, depresión y deterioro cognitivo, se recomienda que realizar las siguientes actividades:

  • Dedicar al menos 150 minutos semanales a realizar actividades físicas moderadas aeróbicas, o bien algún tipo de actividad física vigorosa aeróbica durante 75 minutos, o una combinación equivalente de ambas actividades.
  • La actividad se practicará en sesiones de 10 minutos, como mínimo.
  • A fin de obtener mayores beneficios para la salud, se recomienda a los adultos de este grupo que dediquen hasta 300 minutos semanales a la práctica de actividad física moderada aeróbica, o bien 150 minutos semanales de actividad física aeróbica vigorosa, o una combinación equivalente de ambas.
  • Los adultos de este grupo con movilidad reducida, deben realizar actividades físicas para mejorar su equilibrio e impedir las caídas, tres días o más a la semana.
  • En todos los casos conviene realizar actividades que fortalezcan los principales grupos de músculos dos o más días a la semana.
  • Cuando los adultos de mayor edad no puedan realizar la actividad física recomendada debido a su estado de salud, se mantendrán físicamente activos en la medida en que se lo permita su estado.
  • Se debe destacar que en todos los casos, un buen descanso ayuda a un mejor rendimiento. El descanso es fundamental para la buena salud.