• portada-yerba-buena-2
  • portadas-cajas-filial-1
  • portada-rcp-1
  • portada-filial-2
  • portada-fachada-yb-1
Inicio » Noticias | Actualidad » Día Nacional de la lucha contra el Síndrome Urémico Hemolítico

Día Nacional de la lucha contra el Síndrome Urémico Hemolítico

El próximo 19 de agosto es el Día Nacional de la Lucha contra el Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) y desde el Instituto de Previsión y Seguridad Social de Tucumán, impulsamos una campaña de concientización en toda la sociedad, a fin de informar y dar a conocer cuáles son los métodos para prevenir y detectarlo.

Día Nacional de la lucha contra el Síndrome Urémico Hemolítico

¿Qué es el SUH?

El SUH es una enfermedad endémica en la Argentina y es la causa más común de insuficiencia renal aguda y de hipertensión arterial en los lactantes y niños pequeños, y la segunda causa de insuficiencia renal crónica en ese grupo etario, siendo causante del 20% de los trasplantes renales en niños y adolescentes.

En la etapa aguda, la mortalidad es de entre el 2% al 5% de los afectados.

Los primeros síntomas que se presentan son una diarrea leve acuosa que luego se vuelve sanguinolenta, por lo que los niños pueden presentar palidez, daño renal, irritabilidad, vómitos, convulsiones y disminución de la diuresis. En casos más severos, puede comenzar con diarrea sanguinolenta y deficiencias renales. El período de incubación es de 2 a 10 días,  y el de transmisibilidad hasta tres semanas en los niños y de una semana o menos en los adultos, después del comienzo de la diarrea.

Las vías de transmisión son la ingesta de carne mal cocida y el jugo de carne cruda, embutidos poco cocidos, leche y jugos envasados no pasteurizados, aguas contaminadas, manos, superficies y utensilios mal higienizados.

¿Cómo se puede prevenir?

  • Si compras carne picada, pedí que la procesen en el momento.
  • No permitas que te vendan el pan sin usar guantes.
  • Controla siempre las fechas de vencimiento de todos los productos y No compres alimentos sin fecha, marca o números de registro, ni aquellos cuyos envases se encuentren en malas condiciones.
  • Los productos como las carnes, aves y pescados siempre deben guardarse en bolsas, bien separados de otros alimentos, para evitar que los jugos de los mismos puedan contaminarlos.
  • No mezcles alimentos crudos y cocidos. Evita la contaminación cruzada, utilizando distintos utensilios para manipular los alimentos crudos y los cocidos.
  • Lavar bien verduras y frutas antes de guardarlas en la heladera, al igual que envases, y todos los utensilios que vayas a almacenar.
  • No cocines verduras sin haberlas lavado previamente: la cocción puede destruir la contaminación microbiana presente pero no los contaminantes químicos (pesticidas, fertilizantes).
  • Si no posees agua de red controlada, debes hervirla antes de usarla.
  • Antes de comer o manipular alimentos debes lavarte bien las manos con intensa agua y jabón, al igual que después de ir al baño o de cambiar pañales.