• monteros-2
  • Atención directa en consultorio - Foto de Portada - 1100 x 360 px
  • filial-1
  • Mayores de 65 - Portada - 1100 x 360 px
  • cajas-filial-B
Inicio » Noticias | Actualidad » Hidratación y Agua Segura

Hidratación y Agua Segura

¿Que es el agua segura y como podemos obtenerla? Desde el IPSST queremos acercarles consejos para el uso y consumo de agua segura, ayudando a prevenir enfermedades diarreicas y síndrome urémico hemolítico.

Hidratación y Agua Segura

El agua segura es aquella que por su condición y tratamiento no contiene gérmenes ni sustancias tóxicas que puedan afectar la salud de las personas.

El agua segura debe usarse para:

  • Beber
  • Hacer hielo
  • Lavar los alimentos
  • Hacer infusiones lavarse los dientes
  • Cocinar

¿Cómo tratar el agua no segura?

Además del agua potable que suministra la red  de agua corriente, usted puede convertir en agua segura a aquella que proviene de otras fuentes (pozo, aljibe, cisterna, etc.). Para lograrlo, como la contaminación del agua no siempre se nota a simple vista o por el sabor, es necesario que tome ciertas medidas para cerciorarse que el agua es segura y para ello se debe:

  • Colocar dos (2) gotas de lavandina por cada litro de agua, y dejarla reposar 30 minutos antes de consumirla.
  • Otra forma es hervirla hasta que salgan burbujas durante 3 minutos, y esperar a que se enfríe para consumirla.

Si el agua está muy sucia, antes de potabilizarla fíltrela a través de una tela limpia, para retirarle las impurezas visibles.

¿Cómo almacenar el agua segura?

Puede guardarse en bidones limpios y con tapa, preferentemente de plástico, que tengan un pico o boca que permita sacar el agua sin meter recipientes o vasijas que la puedan contaminar.

Además, los depósitos de almacenamiento deben estar en lugares donde el agua no pueda ser alterada, lejos del contacto del suelo y fuera del alcance de animales.

Al vaciarse totalmente, es necesario desinfectar los depósitos con lavandina y luego enjuagarlos con agua potable antes de llenarlos otra vez y también es importante limpiar el recipiente y cambiar el agua regularmente.

Para evitar la deshidratación es importante tomar más líquido del habitual, sobre todo en esta época del año (8 vasos de agua segura a diario) y evitar las bebidas azucaradas y bebidas que contengan alcohol, por eso es importante:

  • Llevar una botella de agua.
  • No esperar a tener sed para beber e hidratarte.
  • Serví agua para acompañar todas las comidas y tener siempre disponible una jarra en la mesa.
  • Ofrecerles agua frecuentemente a niños y adultos mayores.

Una buena opción para hidratarte son los licuados con agua segura, hielo o jugos exprimidos, preferentemente con frutas de estación y sin agregado de azúcar.